Juntas Receptoras de Votos en Riesgo Electoral.

Acciones fraudulentas para violentar la voluntad popular en la historia electoral reciente de nuestro país van más allá de la alteración de los conteos, e incluyen cedulación sesgada, abuso de bienes en campaña, doble voto y esfuerzos por fomentar el abstencionismo de diversas maneras, entre otras actividades. Sin embargo, la manipulación y nulificación de votos emitidos han sido usados de forma selectiva cuando y donde los esfuerzos de manipulación preelectoral no fueron suficientes para lograr el resultado deseado por el partido en el poder y fue necesario manipular los votos y conteos para despojar al ganador y violentar la voluntad popular emitida en las urnas.

De las casi 13,000 JRV en todo el país, un 10%, 1284 son las más susceptibles de ser impugnadas, nulificadas, no publicadas o de otra forma eliminadas de los conteos para favorecer al partido de gobierno y cambiar al ganador de varias alcaldías o diputaciones. Estas JRV comparten las siguientes características:

  1. Tienen al menos 100 votantes en su padrón
  2. El FSLN obtiene en ellas menos del 20% del total de votos válidos en cada elección desde 1996.
  3. También estas JRV comparten una historia de haber sido impugnadas, no publicadas o nulificadas en las dos últimas elecciones nacionales.

Adicionalmente, el CSE no les asigna a su mesa directiva o a su correspondiente CEM, a persona alguna del partido más seriamente afectado por la nulificación.

Para facilitar la vigilancia electoral ciudadana, así como la de los medios de comunicación y partidos políticos, Ética y Transparencia pone a disposición pública los resultados de un estudio a fondo para detectar las JRV con mayores riesgos de violación a la voluntad popular expresada a través del voto en las elecciones de Noviembre próximo, particularmente en lo referente a la elección de Diputados, confiando que esto puede tener un valor preventivo e impedir manipulaciones al voto a partir de una vigilancia más atenta y enfocada.

En caso de fallar en su misión preventiva, bastará a cualquier ciudadano constatar que estas JRV fueron nuevamente afectadas por las irregularidades anteriormente referidas para poder hacerse su propio criterio sobre la transparencia de los comicios electorales a culminar el próximo Noviembre.

Las 1284 JRV, que poseen el mayor riesgo de fraude en el país, clasificadas en 3 categorías:

  1. Riesgo extremo: 73 JRV (más de 300 votos afectados),
  2. Alto riesgo 798 JRV (entre 200 y 300 votos afectados),
  3. Riesgo medio 413 JRV (entre 100 y 200 votos afectados).

Se estima que bajo las presentes condiciones del proceso electoral, idénticas a las de los cuestionados procesos del 2008 y 2010, incluyendo la dirección y administración de los comicios por autoridades electorales involucradas en acciones fraudulentas en esos comicios, el remanente de las casi 13,000 JRV del país deben ser consideradas de riesgo moderado de fraude.

La responsabilidad final sobre la falta de transparencia en los recientes procesos electorales, así como en lo que va del presente proceso resta en el CSE en sus varios niveles de gerencia y dirección. Es necesario decirlo con claridez: Ante la ausencia de prontas y severas medidas correctivas, este es un proceso electoral con altas posibilidades de culminar con un calificativo de fraudulento. Instamos a las autoridades de la nación a asumir con madurez sus responsabilidades, renovar la autoridad electoral y hacerla cumplir con su mandato constitucional.

Se determinó riesgo a nivel de municipio en función de los cambios de resultados en las diputaciones de acuerdo a nuestra ley electoral vigente.

Determinado como riesgo extremo los municipios donde con cambiar unas pocas Juntas Receptoras de Votos en riesgo se cambian los resultados de las diputaciones en su circunscripción.

Riesgo Alto los municipios donde afectando los resultados de una gran cantidad de sus Juntas Receptoras de Votos en riesgo se cambian los resultados de las diputaciones en su circunscripción.

Riesgo Medio a los municipios que deben combinarse sus Juntas Receptoras en Riesgo con al menos un municipio más para poder cambiar los resultados de las diputaciones en su circunscripción.

Y finalmente Riesgo Bajo a los municipios que al combinarse sus Juntas Receptoras de Votos en Riesgo con muchos otros municipios de la misma circunscripción logran cambiar los resultados de diputados.

Descargue el Informe completo en:

Informe sobre Mapas de Riesgo Electoral